La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica, no contagiosa, dolorosa e incapacitante para la que hoy no existe cura. Así lo destaca la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima que esta enfermedad afecta a alrededor del 2% de la población mundial.

En la psoriasis el ciclo de vida de las células cutáneas se acelera y éstas se acumulan en la superficie de la piel en forma de escamas y manchas rojas que producen comezón y en ocasiones dolor.

Pero además de estas manifestaciones cutáneas, la enfermedad conlleva otra serie de complicaciones para la salud. Dolor e inflamación en las articulaciones y un mayor riesgo de padecer de hígado graso, diabetes, obesidad y trastornos cardiovasculares, tales como enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Existen factores que pueden desencadenar o agravar la enfermedad:

  • Infecciones de las vías altas, infecciones bacterianas o virales.
  • Piel seca
  • Lesiones en la piel, como cortes, quemaduras, picaduras de insectos y otras erupciones cutáneas
  • Estrés
  • Poca luz solar

Tratamiento de la psoriasis

Partimos de que se trata de una enfermedad crónica para la que de momento no existe cura. Pero si existen tratamientos eficaces para controlar la enfermedad.

En la actualidad destacan diferentes líneas terapéuticas para el tratamiento de la psoriasis. Tratamientos tópicos, fototerapia, tratamientos sistémicos (orales o inyectables) y tratamientos biológicos, que son los más innovadores.

También recomendaciones en los hábitos de vida que ayudan a mejorar la sintomatología de la enfermedad: dejar de fumar, evitar el estrés y determinados alimentos.

Desde el Grupo de Psoriasis de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) destacan los avances en el tratamiento de la enfermedad. A su juicio, los dermatólogos tienen un mayor conocimiento de la psoriasis y de sus repercusiones tanto generales como sistémicas.

La fototerapia -señalan desde la AEDV- es “un arma muy importante en el manejo de los pacientes con psoriasis porque permite el control de la enfermedad con muy pocos riesgos”. Contribuye a disminuir la hiperproliferación de células en las placas de psoriasis y a reducir la actividad inflamatoria de la piel.

Podéis ampliar la información sobre el tratamiento de la psoriasis con fototerapia en este artículo.

Pago seguro
0