El tratamiento del vitiligo es una carrera de fondo. Cada caso es diferente y también lo es la evolución de la enfermedad y, por consiguiente, la forma en la que habrá que hacerle frente.

El tratamiento del vitiligo tiene un doble objetivo: detener la aparición de las manchas blancas y repigmentar las zonas afectadas por la despigmentación.

Habitualmente se requerirá de la combinación de varios recursos, como por ejemplo la combinación de fototerapia con antioxidantes o fotosensibilizantes. Para obtener los primeros resultados habrá que esperar al menos entre 3 y 24 meses, dependiendo de la zona del cuerpo en la que estén las manchas blancas.

En Abedul Productos Farmacéuticos trabajamos las siguientes soluciones que, usadas conjuntamente, componen la estrategia más efectiva en el tratamiento del vitiligo:

  • Los fotosensibilizantes, tanto tópicos como orales, contribuyen a acelerar la repigmentación, estimulando la producción de melanina y potenciando el bronceado de la piel.
  • Por su parte, los antioxidantes (presentes en nuestro regulador de la pigmentación Meladul) eliminan los residuos celulares que provocan la destrucción de los melanocitos, evitando que las manchas blancas sigan creciendo y expandiéndose.
  • La fototerapia es una de las terapias más eficaces ya que estimula la reserva de melanocitos y con ella la producción de melanina que permite repigmentar las manchas blancas y ayuda a frenar la despigmentación cutánea.

La combinación de fotosensibilizantes, reguladores de la pigmentación y fototerapia es una de las opciones más potentes para el tratamiento del vitíligo que busca repigmentar las manchas blancas y frenar su expansión. Al utilizar estas 3 herramientas juntas, podremos ver resultados antes.

Otra opción más económica para el tratamiento del vitíligo, especialmente para aquellos que puedan disfrutar de exposición solar a diario, es la combinación de fotosensibilizantes orales (Fenadul Cápsulas) y el gel regulador de la pigmentación Meladul.

Hábitos saludables y recomendaciones

Otras recomendaciones para cuidar tu piel y mejorar su aspecto son:

  • Protección solar. Ha de ser un “must” para las personas con vitíligo. La piel despigmentada es muy vulnerable frente a los efectos nocivos del sol por lo que habrá que utilizar protectores solares incluso en invierno.
  • Cuida tu alimentación. Haz una dieta rica en frutas y verduras, evita los alimentos procesados, la carne roja, los embutidos, los lácteos y el alcohol. Bebe al menos dos litros de agua cada día.
  • Haz frente al estrés. Duerme al menos ocho horas y busca momentos de relax para ti.
Pago seguro
0