El frío extremo al que nos vemos sometidos estos días hace que tengamos que adoptar cuidados especiales en nuestra piel, especialmente en caso de vitíligo.

Aunque nos parezca que el sol no es peligroso en invierno, no hay que descuidar la fotoprotección, aplicando una crema con factor de protección solar alto siempre que estemos expuestos al sol.

La hidratación es otro de los aspectos que tendremos que reforzar estos días en los que nuestra piel está sometida a un frío polar.

El frío provoca la vasoconstricción de los capilares de la piel, que se contraen disminuyendo la irrigación, deshidratando la piel y retrasando el ciclo de la renovación celular. Las células muertas se acumulan impidiendo que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible. Es por todo esto que tenemos que extremar la hidratación de la piel, especialmente en los casos con psoriasis, vitíligo y otras enfermedades de la piel que hacen que ésta sea especialmente sensible y reactiva.

Te damos algunos consejos para proteger tu piel con vitíligo en invierno.

  • Hidrata tu piel de forma continua, al menos tres veces al día.
  • Protege tu piel cuando te expongas al frío del exterior con bufanda, guantes y gorro que cubran la mayor extensión posible.
  • Evita en la medida de lo posible los fuertes contrastes de temperatura, moderando la calefacción.
  • A la hora de limpiar tu piel utiliza jabones neutros y evita productos cosméticos agresivos y las duchas demasiado calientes.

Y recuerda, es importante que continúes con el tratamiento del vitíligo en invierno. A pesar de que las manchas sean menos visibles, el vitíligo ha de tratarse a medio plazo. Puedes recurrir a la fototerapia con ultravioleta B de onda estrecha. En Abedul Laboratorios Farmacéuticos comercializamos una lámpara de fototerapia UVB-nb de uso doméstico, que te permitirá continuar con el tratamiento de tu vitíligo durante los meses de invierno.

Pago seguro
0