Las enfermedades autoinmunes provocan que nuestro sistema inmunitario actúe contra nuestro propio organismo, atacando células saludables.El sistema inmune se confunde en su identificación. Por ello, en lugar de protegernos de patógenos, infecciones y enfermedades, identifica las células saludables como enemigas y las ataca.

Esta confusión del sistema inmunitario puede hacer que ataque a un solo órgano, como por ejemplo en el caso de la tiroiditis de Hashimoto . Por contra, en otras enfermedades, como en la tiroides, se ataca a varios sistemas al mismo tiempo, como en la artritis reumatoide.

La genética representa un papel muy importante en este tipo de enfermedades. Aunque los investigadores destacan que en su origen suelen combinarse tres elementos:

  • un individuo genéticamente predispuesto.
  • un patógeno medioambiental desencadenante (bacterias, virus, etc.).
  • defectos en los mecanismos inmunorreguladores.

No hay un patrón común entre este tipo de enfermedades. A pesar de esto, muchas comparten síntomas comunes. A continuación repasamos algunos de los más frecuentes:

  • Inflamación, que puede causar enrojecimiento, acaloramiento, dolor e hinchazón.
  • La aparición de manchas rojizas en la piel al exponerse al sol. Pueden aparecer en la cara o en otras partes del cuerpo
  • Fotofobia: experimentar una molestia exagerada ante el sol
  • Caída del cabello
  • Dolor en las articulaciones
  • Agotamiento, debilidad

Enfermedades autoinmunes más conocidas

Existen más de 80 enfermedades autoinmunes. Repasamos algunas de las más conocidas:

  •  La diabetes tipo 1. Suele aparecer en la infancia o la adolescencia y provoca que el sistema inmune ataque a las células encargadas de producir la insulina.
  • La enfermedad inflamatoria intestinal: enfermedad de Chron y colitis ulcerosa.
  • Artritis reumatoide. El sistema inmunitario ataca a las articulaciones y se manifiesta con dolor, rigidez, fatiga… Otra enfermedad autoinmune que se manifiesta con dolor en las articulaciones es la psoriasis.
  • Enfermedad celíaca. Dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, pérdida de peso y fatiga son algunos de sus síntomas. Ante la presencia del gluten se producen lesiones en el sistema digestivo.
  • El vitíligo. En este caso, el sistema inmunitario ataca a los melanocitos, alterando la pigmentación de la piel con la aparición de las características manchas blancas. Podéis ampliar esta información aquí.
  • Otras enfermedades autoinmunes son: la hepatitis autoinmune, la tiroiditis de Hashimoto , el lupus y la esclerosis múltiple, entre otras.
Pago seguro
0