Borrar la memoria de las células T podría revertir los síntomas del vitíligo. Así se desprende de los resultados de un estudio sobre el tratamiento del vitíligo desarrollado por un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, recientemente publicado en la revista  “Science Translational Medicine”.

El vitíligo es una enfermedad autoinmune que se desarrolla cuando las células T atacan y destruyen las células de la piel que producen la pigmentación, lo que provoca la aparición de manchas blancas.
En algunos casos, tras lograr la repigmentación de las manchas gracias a las diferentes alternativas terapéuticas en el tratamiento del vitíligo vuelve a producirse la despigmentación.

Esto fue precisamente lo que llevó a los investigadores de Massachusetts a analizar la actividad de un tipo de células T denominadas células T de memoria residentes (o TRM), detrás de las cuales creen que se esconde la recurrencia de la despigmentación.

Jillian Richmond y su equipo analizaron las lesiones de los pacientes con vitíligo y encontraron que contenían TRM que expresan componentes de un receptor para la interleucina-15 (IL-15), una molécula de señalización inmune.

En su investigación administraron a ratones con vitíligo un anticuerpo que se dirige al receptor de IL-15 durante dos semanas a ratones con vitíligo establecido y observaron que el tratamiento restauró su pigmentación durante los siguientes dos meses.

Estas investigaciones podrían abrir una nueva línea en el tratamiento del vitíligo, una enfermedad que afecta a entre el 1 y el 2% de la población mundial.

En la actualidad las alternativas terapéuticas pasan, entre otras, por la combinación de fotosensibilizantes, tópicos y orales, y reguladores de la pigmentación con fototerapia.

Pago seguro
Moneda
EUR Euro
0