El tratamiento del vitíligo no es fácil, requiere tiempo, constancia y la combinación de diferentes técnicas para dar sus frutos. En Abedul Farma os proponemos combinar fotosensibilizantes, repigmentadores y fototerapia para obtener resultados.

En el caso de la combinación de fotosensibilizantes (Fenadul) y fototerapia, esta última resulta esencial, ya que favorece la migración de nuevos melanocitos desde el nido folicular hasta la superficie.

Tanto en su presentación en cápsulas como en gel, Fenadul contiene fenilalanina, un aminoácido esencial precursor de la tirosina, la enizma responsable de la creación de melanina. Gracias a ello, favorece la producción de la melanina, activando los melanocitos presentes en las zonas donde hay folículos pilosos, e induce a la tolerancia a la exposición solar en las zonas despigmentadas de la piel.

Para lograr una repigmentación satisfactoria, es necesario que el tratamiento se mantenga entre 6 y 24 meses, combinando fotosensibilizantes y fototerapia.

Otra de las opciones de tratamiento del vitíligo pasa por incorporar al tratamiento el regulador de la pigmentación Meladul que, gracias a su contenido en superoxido dismutasa, ayuda a que el estrés oxidativo de las células de la piel despigmentada se reduzca, mejorando su aspecto y favoreciendo la repigmentación. Combinado con la fototerapia con UVB de banda estrecha ayuda especialmente a la repigmentación de zonas concretas: cara, dorso de las manos y otras áreas de vitíligo focal.

Para obtener mejores resultados se recomienda acompañar tres veces a la semana el uso de Meladul con fototerapia UVB de banda estrecha, aplicando el gel una hora antes de la exposición o radiación solar.

Al igual que en estrategias combinadas de tratamiento del vitíligo, es necesario prolongar el tratamiento entre 6 y 24 meses para obtener resultados.

Pago seguro
Moneda
EUR Euro
0