El vitíligo es una enfermedad de la piel que provoca la aparición de manchas blancas. Los melanocitos dejan de funcionar de forma correcta o se destruyen y esto hace que dejen de generar melanina y se produzca la despigmentación de la piel. Te explicamos qué es, cómo se origina y qué tipos de vitíligo existen.

¿Qué es el vitíligo?¿Cuál es mi tipo de vitíligo?¿Cómo va a evolucionar?¿Qué tratamientos existen? Las personas que acaban de recibir un diagnóstico tienen muchas preguntas. Aunque lo más recomendable es que sea el/la dermatólogo el que informe de forma personalizada al paciente, vamos a intentar aclarar alguno de estos puntos.

El vitíligo afecta a entre el 1 y el 2% de la población. El 30% de los casos tiene un origen genético y se considera una enfermedad de tipo autoinmune. Es decir, el propio organismo es el que destruye los melanocitos porque los considera cuerpos extraños. La enfermedad se ha asociado en ocasiones a otras enfermedades como la diabetes, la anemia perniciosa, la enfermedad de Addison y las enfermedades tiroideas, entre otras.

A pesar de esto, también se ha estudiado la relación de esta enfermedad de la piel con factores externos como el estrés, la ansiedad o los traumatismos y/o quemaduras. Estos episodios -señalan los especialistas- pueden precipitar la aparición de estas lesiones en pacientes predispuestos.

Síntomas

Estos son algunos de los síntomas que pueden indicar la existencia de vitíligo. Ante la presencia de uno o varios de estos síntomas, es recomendable que acudas a tu dermatólogo/a para que haga un diagnóstico más preciso de la enfermedad.

  • Pérdida de pigmentación o pigmentación irregular de la piel
  • Aparición de canas o cabellos grises tanto en el pelo de la cabeza como en pestañas, cejas o barba.
  • Pérdida de color en los tejidos del interior de la boca y la nariz
  • Cambio de color en la capa interior del globo ocular
  • Pérdida de color en los tejidos que recubren el interior de la boca y la nariz (membrana

Tipos

Existen diferentes tipos y diferentes formas de clasificar la enfermedad.

  • Vitíligo focal. Se caracteriza por la aparición de manchas blancas reducidas y localizadas
  • Vitíligo segmentario. Comienza de forma abrupta y se desarrolla durante uno o dos años para después detener la extensión de las manchas.  Las manchas suelen ser unilaterales y siguen una distribución determinada.
  • Vitíligo generalizado. Las manchas blancas se dispersan por todo el cuerpo, habitualmente con disposición simétrica.

En lo que respecta a la evolución de la enfermedad, la extensión y la velocidad con la que aparecen las manchas blancas es impredecible.

El tratamiento del vitíligo está dirigido tanto a frenar la despigmentación como a repigmentar las manchas blancas.

Existen diferentes opciones. Desde la ingesta oral o aplicación tópica de antioxidantes o  fotosensibilizantes, especialmente efectivos si se combinan con fototerapia, a otras alternativas terapéuticas como la cirugía (injertos cutáneos, micropigmentación…) o terapias como la despigmentación, dirigidas a quitar el color al resto de la piel no afectada por las manchas. Podéis ampliar esta información en la web de la prestigiosa Clínica Mayo.

En Abedul Productos Farmacéuticos hemos desarrollado una línea de soluciones para el tratamiento del vitíligo. La elección del tratamiento dependerá del tipo (si es focal o si afecta a zonas más extensas y con pelo). Puedes ampliar la información en este enlace.

Pago seguro
0